Analistas: "Acuerdos de Paz servirían para frenar violencia actual"

Expertos ven viable que gobierno pueda negociar con las pandillas para acabar con los crímenes, pero el proceso debería ser transparente y con herramientas legales.

Enlace copiado
Tarea pendiente. Los analistas consideran que las pandillas mantienen el control en el país.

Tarea pendiente. Los analistas consideran que las pandillas mantienen el control en el país.

Enlace copiado

Expertos en seguridad pública destacan que una negociación como la que puso fin a la guerra civil salvadoreña podría funcionar en el conflicto que se vive en la actualidad con las pandillas y evitaría que el gobierno pacte a las espaldas de la población.

Verónica Reyna, del Servicio Social Pasionista (SSP), considera que actualmente hay una fuerte presencia de pandillas en 90% de los municipios y que puede ser momento para transformar la naturaleza de dichas estructuras criminales y de generar un "proceso de pacificación en el país". Sería un proceso parecido a los Acuerdo de Paz, solo que en este caso con actores diferentes.

"Para las organizaciones de la sociedad civil y la academia, la negociación de las pandillas es posible en la medida que esta negociación permita transparentar el proceso de diálogo con ellas. Que se haga en un marco legal que permita la participación de distintos sectores, la reparación y restauración de derechos de las víctimas y que se reconozca el daño social y económico que han cometido al país", aseguró Reyna.

Pero aclaró que dicho proceso debe ser transparente, legal, participativo y que reconcilie al país y no que sea con una "paz criminal como la que vivimos en estos momentos, donde el actual Gobierno ha logrado de alguna manera contener la criminalidad sin modificar la capacidad de violencia y el control del territorio de las pandillas".

Luis Enrique Amaya, consultor en temas de seguridad, también apoya la idea de un acuerdo parecido al de 1992, y mencionó que dicho diálogo con pandillas debe ser importante, incluso una negociación, pero no el "contubernio".

Aseguró que es importante que la población entienda estos tres conceptos para comprender cómo funciona una negociación, que debe ser pública y transparente, sin acuerdos ocultos.

Para Amaya, el problema actual con las pandillas es que hay una total opacidad, sumado a que el gobierno niega el "diálogo". "El problema de eso es que no entendemos el por qué, pero sabemos que hay un diálogo de acuerdo a las investigaciones de diferentes medios. A mí me parece que hay una combinación de negociación y un contubernio, ya que están mezclando la negociación con cosas lícitas e ilícitas y esto contamina el resto de la negociación", aseguró.

"El diálogo con las pandillas debe ser una herramienta que exploren los gobiernos, incluso, la posibilidad de negociación, y que sea transparente, abierta y que nos aseguremos de incluir en ella solo aspectos legales", enfatizó.

Aunque considera que en la actualidad es imposible establecer este proceso de diálogo o negociación porque faltan los aspectos legales.

DESAFÍO PENDIENTE

Jeannette Aguilar, investigadora en temas de seguridad, aseguró que el proceso de pacificación de la sociedad salvadoreña es un "desafío pendiente".

Detalló que es necesaria una "construcción colectiva" que implique desmontar la cultura de violencia, odio y venganza que se promueve desde los hogares hasta el Gobierno, "por una cultura de paz, reconciliación y justicia social".

Para Aguilar, reducir los estragos que causan las pandillas, necesita la atención a jóvenes en riesgo y que se desarmen a las pandillas y las comunidades en las que ellas operan.

Además, consideró "el uso de mecanismos alternativos de transformación de conflictos, entre ellos el diálogo con grupos violentos, que además supone impulsar en aquellas zonas de alta incidencia criminal la desarticulación de estructuras criminales mediante una efectiva persecución penal. Incluye además trabajar para erradicar la violencia de género que deriva en feminicidios y violencia hacia las mujeres".

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines