Loading...

Servicio Social Pasionista: Gobierno de Bukele potencia la remilitarización

La investigación evidencia el aumento de participación de los militares en tareas que no les corresponden por orden constitucional. 

Enlace copiado
Servicio Social Pasionista: Gobierno de Bukele potencia la remilitarización

Servicio Social Pasionista: Gobierno de Bukele potencia la remilitarización

Enlace copiado

El Servicio Social Pasionista (SSPAS) presentó el análisis de su estudio “Cambios y continuidades del rol de la FAES en la seguridad ciudadana 1992-2022”. 

Según la investigación, el nuevo rol que desempeña la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) en el actual Gobierno de Nayib Bukele es una remilitarización, ya que han obtenido nuevas funciones y competencias distintas a sus misiones constitucionales, donde se “se adjudican presupuestos y autonomías en detrimento de la capacidad y la calidad del gobierno civil y el estado de derecho”. 

Gabriela Colocho, investigadora del SSPAS y quien presentó el estudio, este nuevo rol que ha desempeñado la FAES y que es el tercero desde los Acuerdos de Paz, ha habido una constante participación  por parte de los militares, siendo la primera demostración el 9 de febrero de 2020, cuando Bukele impuso sus decisiones políticas con fuerza militar. 

Otro de los factores que evidencian una remilitarización es la utilización del ejército como un “brazo armado” que garantiza la imagen de un Estado fuerte, el aumento de militares asignados a tareas de seguridad, además de la atención que brindaron durante la pandemia del covid 19, las  detenciones y patrullajes que estos estás realizando en el actual régimen de excepción, entre otras.

Colocho también destacó la superioridad o igualdad de competencias entre la  Fuerza Armada de El Salvador (FAES)  y la Policía Nacional Civil (PNC). 

El estudio se enmarcó en el trabajo institucional relacionado al estudio de las políticas de seguridad en El Salvador, y se dividió en tres etapas: el rol de la FAES después de la firma de los Acuerdos de Paz, su rol en el contexto de violencia social y el rol que desempeña actualmente en la administración de Nayib Bukele. 

Según los Acuerdos de Paz, el  primer rol de la FAES fue desvincularla de lo político y la seguridad, fue subordinada al poder civil y la definió como apolítica y no deliberante. A pesar de ello, en los gobiernos de Alfredo Cristiani y Armando Calderón Sol “fueron tímidos” para la desmilitarización. 

Otro punto que destacaron fue que la FAES siempre se mantuvo en tareas de seguridad. Esto se debió al bloqueo de fortalecimiento de la Policía Nacional Civil (PNC), la violencia como algo cotidiano y normal, resistencia dentro dentro de la FAES  y grupos de poder. 

En su segundo rol, la Fuerza Armada obtuvo una participación más “sostenida y estructurada” debido a la narrativa utilizada que fue definir a un “nuevo enemigo común”, que son las pandillas. Sumado a esto, el abordaje populista y punitivo de las estrategias de seguridad que implementaron los gobiernos de Francisco Flores y Elías Antonio Saca.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines