Loading...

El pacto

Debemos estar atentos de manera general a la reacción de Bukele. Sabemos que no hay nada más peligroso que una bestia herida. Habrá que ver el discurso oficial que se construye a partir de este momento y, como siempre, la realidad detrás.

Enlace copiado
El pacto

El pacto

Enlace copiado

En mi columna anterior terminaba describiendo la B al centro de la plaza central de una eventual Bitcoin City: B como Bitcoin, B como Bukele y ahora, B como Batman. Ese sería el apodo que se le dio al presidente en las negociaciones que tuvieron lugar entre el gobierno y la MS-13, como lo revelan las grabaciones de la valiosa investigación de Carlos Martínez publicada en El Faro.

Ahora es otra imagen, esta vez real y verdadera, que tiene que ser descrita, la de centenares de salvadoreños –humildes, nunca hay que dejar de denunciar la discriminación sistémica en estos procesos– amontonados en las afueras del centro penal de Mariona para saber si allí están detenidos sus parientes y si es el caso, en qué estado se hallan –si por casualidad siguen vivos–. El Salvador tiene ahora la tasa de población reclusa más alta del mundo. Salvadoreños de las clases trabajadoras, sí, porque si hubiese por casualidad un hijo de un rico empresario amigo de Bukele en el penal, sería otra historia. Y los que no lo entienden es porque no tienen –aún– a nadie enclaustrado en ese infierno que transforma siempre a cualquier individuo en peor de lo que era.

El otro punto que hay que entender es que el culpable de estos acontecimientos tiene nombre y cara: Nayib Bukele. La causalidad de esta secuencia está bastante clara. Bukele negocia con las maras, decide romper el pacto a sabiendas de las consecuencias, 87 asesinados, instaura el estado de excepción, ordena arrestos masivos y arbitrarios, y el resultado es un Bukele aun más todopoderoso. Sin estimular el cinismo hasta pensar que esto último era el objetivo de todo el proceso, solo basta este tuit del presidente cuando recordaba en febrero de 2020 que sus antecesores también habían negociado con las pandillas: "ARENA y el FMLN no son basura, son peor que eso. Negociaron con la sangre de nuestro pueblo. Mil veces malditos".

Lo hemos dicho y repetido hasta la saciedad, el "Plan Control Territorial" siempre ha sido una falacia entre tantas otras desde el principio del mandato. La pregunta es entonces: ¿y ahora qué? En realidad hay varias preguntas, y todas requieren aun más inquietud y atención. La última vez que se rompió una "tregua" el país sufrió un episodio sangriento histórico. Y el último fin de semana de marzo con sus 87 homicidios nos dejó entrever la repetición de la posible barbarie. ¿Qué está entonces pasando ahora? Bukele anuncia que lleva días sin homicidios mientras que sí hay enfrentamientos y muertes. ¿Pero qué es otra mentira más en una cadena infinita de mentiras?

Veremos qué nuevo proyecto fantaseado se crea para desviar la atención. Debemos estar atentos de manera general a la reacción de Bukele. Sabemos que no hay nada más peligroso que una bestia herida. Habrá que ver el discurso oficial que se construye a partir de este momento y, como siempre, la realidad detrás. Para esto último, existe la posibilidad que hayan empezado nuevas negociaciones con las maras pero por otros canales, con otros individuos y mensajeros, sin el director del Tejido Social del gobierno de Bukele, Carlos Marroquín, que servía de intermediario. ¿Qué será de Marroquín? Está claro que hay y habrá más fisuras en el ejecutivo. Esas disonancias serán esenciales para seguir ordenando el rompecabezas y deshaciendo el bukelismo.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • pacto
  • Bukele
  • maras
  • estado de excepción

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines